ABEL PÉREZ GABUCIO

Como una bolsa, un contenedor flexible, ÀBAG se adapta recogiendo las necesidades, especificaciones y particularidades de cada proyecto para cada individuo, colectivo o empresa.

ABAG nace de la voluntad de poner la arquitectura al servicio del usuario apoyándose en las disciplinas que la complementan, con el fin de ofrecer proyectos su misura a nuestros clientes.